La Sociedad Española de Periodoncia SEPA y la Federación Europea de Periodoncia EFP, nos piden encarecidamente a los dentistas que promovamos la salud periodontal entre la sociedad en general y pacientes que acuden a la clínica en particular. Las campañas institucionales parecen no ser suficientes, por lo que desde aquí intentaremos evitar los alarmismos de algunas publicaciones institucionales, aconsejando el control y los buenos hábitos de vida saludable a nuestros pacientes.

La enfermedad periodontal no es contagiosa y se puede prevenir

La periodontitis es una enfermedad sistémica pero no parece ser contagiosa entre pacientes. Cuidar nuestra boca, independientemente con quien convivimos, es un buen hábito de cuidado personal. La enfermedad periodontal se puede prevenir y podemos incluirla en nuestros hábitos de vida sana junto a una nutrición correcta, ejercicio físico y control de otros hábitos perjudiciales, como el consumo no moderado de alcohol y el tabaco.

Tal como referíamos en anteriores publicaciones, el desarrollo de nuevos medicamentos para el control de las inflamaciones sistémicas como la periodontitis, está hoy en pleno desarrollo. Próximamente contaremos con fármacos que no sólo paliarán la inflamación ya manifiesta (como ocurre actualmente con los AINEs y corticoides que actúan sobre la iniciación y perpetuación de la inflamación), sino con otros que actuarán activamente para resolver y concluir con la inflamación.

Los fármacos pro-resolutivos sustituirán a los antinflamatorios

Estos nuevos fármacos son además capaces de reparar los tejidos dañados por la inflamación, sin afectar a las defensas del paciente ya que no son en absoluto inmunosupresores. Son los SPMs (Specialized Pro-resolving Mediators o mediadores resolutivos de la inflamación.

Pero, ¿qué son realmente estos nuevos fármacos? Se trata de unos tratamientos totalmente diferentes a los que hemos aplicado hasta ahora para tratar la inflamación. De modo que deberíamos mejor llamarlos fármacos pro-resolutivos más que propiamente antinflamatorios.

¿A qué nos referimos por SPMs? Son mediadores resolutivos, no paliativos, de la inflamación que actúan como las Resorvinas, Maresinas y Protectinas, y Lipoxinas derivados de Omega3, abordando la inflamación sistémica en su origen, no en sus consecuencias. Algunas de ellas se encuentran en la leche materna y pescados azules como defensas naturales de los organismos.

¿Cuándo podremos disponer de ellas? Actualmente se hayan en la fase de ensayos clínicos, aunque ya hay algunas disponibles y serán el nuevo paradigma de tratamiento en los próximos años.

Nuevos tratamientos como parte de una medicina de precisión

¿Qué enfermedades o inflamaciones sistémicas serán así tratadas? Todas aquellas localizadas pero que afectan globalmente al paciente: bronquitis crónicas, síndrome metabólico, dolor neuropático persistente, peritonitis, bacteriemias o viremias crónicas, periodontitis y síndromes de Covid persistente y sistémico, entre otras.

Es probable que estos nuevos tratamientos beneficien a los pacientes que responden mal a todas estas enfermedades, así como a otras infecciones e incluso al cáncer. Esto será un determinante enfoque, a través de biomarcadores genéticos, hacia una nueva Medicina de Precisión.

La Odontología no es ajena a esta nueva visión menos invasiva y más fisiológica de la Medicina. El cuidado de nuestra boca se suma pues al cuidado integral de nuestra Salud, que junto al control de hábitos no saludables, la nutrición equilibrada y el ejercicio físico adecuado para cada uno de nosotros, son los pilares básicos para una vida sana que nos lleve a una plenitud integral en nuestro día a día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here