En Odontología todos los avances han venido precedidos siempre por la tecnología: los materiales restauradores para coronas, restauraciones y empastes, los implantes dentales, hasta la nanotecnología que hoy transforma día a día los tratamientos son avances fruto de la innovación. Una Odontología mínimamente invasiva será el resultado natural de la aplicación clínica en los pacientes de estas investigaciones.

La ingeniería de tejidos para sustituir o mejorar el hueso y encía dañados o perdidos, es parte de la investigación de vanguardia en Odontología. Su desarrollo lleva a mejores condiciones para la colocación de implantes dentales, con la consiguiente comodidad y durabilidad, tal como explicábamos en la comunicación de nuestra anterior newsletter.

Una de las investigaciones más interesantes en la actualidad es la aplicación de células madre para tratamientos dentales. Se llaman células mesenquimales y en combinación con sus efectos favorables sobre nuestras células madre, son la herramienta biológica más fácil de obtener y más adaptable a los tejidos bucales que podremos conseguir.

Las células mesenquimales se obtienen de la pulpa dental del interior del diente y el ligamento periodontal, que es el tejido que recubre las raíces de los dientes. Estas células generan nuevos vasos sanguíneos y nervios. Así, se forman nuevos tejidos de hueso, encía y diente, enormemente útiles en cirugía regenerativa para la colocación de implantes dentales, como en Periodoncia, y cada vez más en Endodoncia.

Los últimos avances en este campo de investigación traerán interesante resultados para los tratamientos sobre pacientes dentro de los próximos años. Cada día es más posible una nueva perspectiva de Odontología más biológica y preventiva que mantenga nuestros dientes y encías por más tiempo y en mejores condiciones. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here